ADELFAL DE CUADROS

 Tenía ganas de dedicar un reportaje exclusivamente al Adelfal de Cuadros. El mero hecho de ser un lugar de esparcimiento, relax para las gentes de esta zona de Sierra Mágina y como no, también de culto, por situarse allí, la ermita de la Virgen de Cuadros; el comenzar aquí algunas de las rutas de senderismo de la zona, como Las Viñas, la subida al Carluco, El Caño delAguadero, todo esto siempre deja a este pequeño sendero en segundo plano y hoy, yo lo quiero dejar en el lugar que merece.
 Este adelfal, no es ni más ni menos que el mayor o de los mayores adelfales de la Península Ibérica y uno de los mayores también de Europa. Pero no sólo las adelfas forman esta bóveda tan particular a la que el río Cuadros no deja pasar la luz, también podremos observar alguna higuera, álamo negro, álamo blanco y taraje de gran porte.

Dejamos el vehículo en el aparcamiento del área recreativa, y con sólo cruzar un puente, comenzamos con la visita de esta peculiar “selva”.


 El sendero primeramente, nos ascenderá entre pinos, dejando la rivera del río con sus adelfas en la parte más baja, sobrevolando sus zonas altas.



 Nos dejaremos a un lado la escaleras que bajan al nacimiento del río Cuadros, y seguimos hasta un bonito claro en el bosque, dónde se encuentra el cruce con el sendero de las Viñas.



 Volvemos por nuestros pasos y bajaremos al nivel del río por unas escaleras ahora muy cómodas pero hace unos años os garantizo que era toda una hazaña, el llegar al nacimiento del río.

 Desde aquí el sendero regresará bajo un túnel vegetal, acompañando del rumor del agua, alguna mesa y sillas de piedra, y la tranquilidad de este bonito paraje.

 Nos pasaremos de largo, nuestro lugar de origen y seguiremos primero el curso del río, siempre cubiertos por la gran cantidad de adelfas, hasta encontrar una acequia. Ahora la acequia bien por un lado bien por el otro será nuestro nuevo tramo de sendero, hasta que encontremos una pista empedrada y justo en frente un hórreo, SI HAN LEÍDO BIÉN UN HÓRREO, aunque no estemos en Galicia, si no en Andalucía.



 Bajaremos por otras escaleras hasta el río, que en esta ocasión toma luz, y no sólo del adelfal, también de una cueva en la que un poco más arriba se introduce en forma de bonita cascada y que tras atravesar unos metros desemboca en el lugar donde nos encontramos. Pero este día, ni mi salud ni la temperatura, nos acompañaba, como para meterse en el río y tomar unas fotos, ya que es muy bonita esta cascada dentro de la cueva. También he buscado en mi archivo fotográfico pero es de una calidad pésima.
Decepcionados por no poder mostraros este paraje tal y como se merece, subimos hasta la ermita levantada en honor a la Virgen que da nombre a este lugar, la Virgen de Cuadros.

 Para terminar, tomamos la pista que desde Bedmar llega a la Ermita, y tras cruzar el puente de la pista, nos desviaremos por la que sube hasta el área recreativa donde comenzó esta bonita excursión.
Como anécdota, comentaré que las adelfas, son altamente tóxica, y hay documentos que cuentan que en tiempos de la ocupación francesa por las tropas de Napoleón, los españoles invitaron a los franceses a una suculenta comida. En los preparativos de la carne, se usaron estacas peladas para ensartarla y asarla, lo que provocó una gran mortandad en las tropas napoleónicas.

Comentarios

  1. Hola Miguel, los pasajes entre los árboles haciendo galería le da a este paseo un buen atractivo, amén del río y sus senderos. No te lleves mal rato por no poder mostrarlo en todo su esplendor porque en realidad ya lo has hecho. Yo al menos he disfrutado leyendo y viendo las fotos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Miguel... como siempre, una preciosidad de fotografía... Documentos geniales.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. hola, cuánto se tarda en hacer el recorrido? saludos y gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares