domingo, 29 de noviembre de 2009

SENDERO DE LAS VIÑAS (Entre nieblas y colores de otoño)


Este sendero parte del área recreativa de Cuadros, uno de los lugares más bonitos del Parque Natural de Sierra Mágina. Desde este lugar son varios los senderos que podemos ver ; éste elegido fue una segunda alternativa, ya que de nuevo una batida de jabalís, nos hizo desistir del que realmente queríamos hacer.

La primera parte podemos comenzarla de dos maneras distintas: Una subiendo la pista forestal que sube al Caño del Aguadero (otro sendero de la zona) y otra recorriendo el pequeño sendero del Adelfal de Cuadros (uno de los adelfales más grandes de España y tal vez de Europa). Los dos se reúnen en un mismo punto al poco de comenzar.

Una vez dejado el río Cuadros, comenzaremos una subida en zigzag por las faldas del Carluco, hasta tomar una altura considerable en busca de la zona de las Viñas.

Curiosamente en la actualidad no hay viñas alguna, no obstante hasta hace un siglo era el cultivo habitual del lugar, desapareciendo por una plaga de filoxera.

Podemos afirmar, que la belleza de esta ruta está en las vistas del Valle del Río Cuadros, barrancos del Perú y el Mosquito por un lado y El Torcal de Torres, Serrezuela de Bedmar etc. por otro, pero la niebla en las alturas nos impidió hacerlo, no obstante disfrutamos de unos momentos mágicos como de bosques encantados esperando que en cualquier momento algún duende nos invitara a tomar parte de alguna aventura.

Comenzamos a descender hasta el abrevadero de la Fresneda y un poco más abajo llegamos al Torreón de Cuadros una torre vigía del siglo XI no exenta de leyenda como tantos lugares de esta Sierra.

Desde el Torreón hay un pasadizo que une éste con la Ermita de la Virgen de Cuadros, lugar de devoción y peregrinación de las gentes de esta tierra.

La leyenda sobre este torreón obliga a los lugareños a evitar utilizar el pasadizo de la ermita, aunque sea el más corto, e ir por el sendero exterior.

“En tiempos de la dominación árabe, los vigías hacían turnos en este torreón para vigilar Cuadros. Durante un ataque de los cristianos, un vigía árabe fue asesinado violentamente cuando intentaba avisar del altercado. Sus perseguidores le atraparon en el pasadizo, dónde lo degollaron y abandonaron el cadáver impidiendo que lo enterraran. Dicen que al cruzar el pasadizo un frío gélido y escalofriante te recorre el cuerpo, todo ello acompañado por el eco de los ruidos de la lucha y antes de volver el silencio, un grito desgarrador cruza la estancia.”

Seguimos descendiendo hasta la Ermita y desde allí a poca distancia nuestro lugar de partida.

Aprovechamos para seguir un antiguo sendero paralelo a la pista forestal causante de que se dejara este en desuso.

EL VÍDEO


15 comentarios:

  1. Amiga Nora,cualquier día seré nube,cualquier día serán ellas las que se desvanezcan en mí.

    ResponderEliminar
  2. Miguel, todo esto no existe, no existen esos árboles, esos bosques y esas aguas que siento tar frescas, no existe la misteriosa bruma y mucho menos esa alfombra de hijas de otoño, entonces,Miguel sos un mentiroso, ahora decime como pudiste robarle al ensueño y la fantasía todas esas imágenes para ponerlas en un blog

    Ahora me doy cuenta que escribí "hijas de otoño" en vez de "hojas" pero son de alguna manera hijas del otoño esas hojas ¿verdad?

    ResponderEliminar
  3. Espectacular ruta la que disfrutasteis, Miguel. Que sendero más interesante y de gran calidad excursionista. Los paisajes son de ensueño y mágicos entre esas brumas revoltosas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Miguel, que bien has empezado con esa foto de la niebla, pareciendo un lugar bucólico.

    No se que tiene la niebla que me gusta mucho.

    El resto de las fotos también esta bien, no te vayas a creer y lo bueno es que estoy conociendo otros lugares de forma magistral sin moverme de casa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Nora,la verdad es que no existen,me llevé la cámara a un sueño,allí plasmé estas imágenes tan bonitas,las brumas dan fé de que solo es un sueño.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Luis,te aseguro que mi fantasía era más revoltosa que las brumas.Gracias
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Abi,a mí también me gusta la niebla,lo que ocurre que tras la niebla está el paisaje,y la "joía" hay veces que se deja atrapar y no hay quien la eche.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. -Una ruta, con un toque de misterio. La niebla, siempre y cuando nos respete, da esa magia al camino.
    -Por cierto, desconocía la existencia de ese adelfal, habrá que tomar nota de él.
    -Las fotografías de la niebla, muy buenas Miguel.

    -Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Paco,¿qué mejor escenario para el misterio sino la niebla?
    El adelfal impresiona ya que las adelfas forman un túnel cubriendo por completo el río Cuadros,sin dejar pasar en algunos lugares la luz del sol.
    Si alguna vez,cuando bajes por aquí decides dar una vuelta,no tienes más que decirmelo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Miguel, fabulosa la entrada, maravillosa, sencillamente espectacular, impresionantes las fotos y ni te cuento del vídeo mientras cantaba Serrat... caminante no hay camino, se hace camino al andar... y yo viendo esas fotos con la niebla entre los árboles, completamente mágicas, tienes razón, que parecía que en cualquier momento de entre los árboles iban a salir duendes pequeñitos y traviesos, !que ruta más mágica ésta del rio Cuadros y sus barrancos!, si hasta con leyenda y misterio el torreón. !Cómo me gustaria hacerla!...
    Toda una gozada enorme la entrada, Miguel

    Un besote, por supuestisimo, de los gordos

    ResponderEliminar
  11. apm,muchas gracias por tu comentario,realmente esta zona es mágica y hay más leyendas que me he gaurdado para otras entradas relacionadas con la zona.
    Me planteo una visita por el adelfal explicando sus leyendas, en muy pocos kilómetros se amontonan muchas en el mismo lugar.En el nacimiento del río, en el mismo adelfal,en la cueva del agua...
    Sería un placer hacer de Cicerone.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Precioso lugar. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  13. Gracias María,bienvenida a mi blog,prometo dar una vuelta detenidamente por los tuyos,mi primera impresión muy buena.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Buenos días.
    Me gusta muchísmo tu foto (Sendero de las Viñas, entre nieblas y colores), ¿te importaría si la uso para la intro de mi web?

    ResponderEliminar
  15. No me importa Joaquín,tienes mi permiso y me alegro mucho que te guste.
    Un saludo

    ResponderEliminar