miércoles, 15 de diciembre de 2010

CABO DE GATA I Las Salinas-Morrón de Cabo de Gata-Arrecife de las Sirenas.

A finales del mes de Noviembre, pude escaparme unos días al Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. El haber vivido durante un año en Almería, ha hecho que  tenga una curiosidad por estas tierras fuera de lo inusual. Este parque lo conocía por escapadas a las bellas playas y calas en verano, pero necesitaba hacer una visita fuera de la temporada bulliciosa para poder disfrutar de un paisaje exótico y salvaje de una belleza muy, muy particular.
El Parque Natural Cabo de Gata-Níjar es uno de los espacios naturales donde menos precipitaciones se producen al año, lo que hace que habiten en él especies tanto de flora como de fauna singulares.
Es un espacio natural protegido marítimo-terrestre, compuesto por fondos rocosos, praderas de Posidonia oceánica y formaciones volcánicas, de las más importantes de España.
La primera jornada la dedicamos a conocer un poco el entorno y visitar las Salinas de Cabo de Gata, donde la avifauna tiene un hábitat fundamental ya que la entrada de agua a las salinas permite el acceso a multitud de seres vivos que constituyen el alimento de las aves, entre las cuales podemos encontrar al flamenco rosa, la avoceta, la cigüeñuela o el chorlitejo patinegro.
Después nos desplazamos hasta el Morrón de Cabo de Gata, punto más sudoriental de la Península Ibérica y, a lo largo de la historia, ha recibido muchos nombre como el griego de “Charidemum Akra” y el latín “Promontorium Charidemum”, que podría traducirse como “Promontorio de las Ágatas”, debido a las piedras semipreciosas que se podían encontrar en sus alrededores, dando origen al topónimo de Cabo de Gata.
Sobre el morrón, fue construido el Castillo de San Francisco de Paula y un siglo más tarde en el patio central el Faro.
Abajo en el mar, el Arrecife de las Sirenas que es en realidad el resto de una antigua chimenea volcánica. Probablemente recibe este nombre por la presencia de una colonia de foca monje, que los pescadores de la zona llamaban sirenas o lobos marinos.


Por la tarde y desde la terraza de mi habitación, ya en la bella localidad de San José, la tranquilidad se respira, la luz se va perdiendo lenta como el velero en el horizonte y la noche llega para enmudecer este fascinante día.

5 comentarios:

  1. Hola Miguel, en cierta ocasión tuve la oportunidad de bajar al Cabo de Gata, pero la cambié por Barcelona y esta decisión cambió mi vida. Así que aún lo tengo pendiente y al ver tus fotografías pienso en cuando podré ir.

    Un abrazo
    el lio de Abi .weebly
    el lio de abi

    ResponderEliminar
  2. Vaya Miguel, fantasticas las fotos, como siempre, también las explicaciones, que, algunas no las sabía, pese a que conozco Cabo de Gata... estuve en verano, con el bullangueo de la gente, y también en un puente de La Constitución-Inmaculada, como a tí, me encantó más esta segunda vez, fuera del gentío veraniego la zona gana en belleza, los paisajes se ven en todo su explendor e inmensidad, los silencios -que sólo eran vulnerados por aves y olas-, eran de un relajante inmensísimo, y tú allí, sintiendote parte del paraiso... me entiendes, ¿verdad?.
    Oye Miguel, yo no puedo abrir el vídeo que has puesto, y lo mismo me pasó con los que pusiste en la entrada anterior... ¿es que tengo que hacer algo?

    Un besote supergordo

    ResponderEliminar
  3. Buenas, reportero-montañero-senderista

    Como siempres, geniales fotos, acompañadas de claros y buenos textos... y viceversa, de tus andanzas.

    Espero que el próximo año tengas, como mínimo tan buenas experiencias como éste

    Feliz Navidad

    Un Abrzo.

    ResponderEliminar
  4. A veces (muchas) viajo con vos, otras no sé porque me quedo aqui envidiándote los ojos con que miraste lo que acá mostrás.
    Oh mar!! Una poetisa nuestra a quien admiro, Alfonsina Storni cantó en muchos versos al mar que adoraba al punto de morir en sus brazos salados
    Dice así la primera estrofa:

    Oh mar, enorme mar, corazón fiero
    De ritmo desigual, corazón malo,
    Yo soy más blanda que ese pobre palo
    Que se pudre en tus ondas prisionero.


    Felices fiestas Miguel y un año en el que puedan cumplirse, si no todos, la mayoría de tus sueños

    ResponderEliminar
  5. Bueno Miguel, que pases unos felices días de navidad en compañia de todos los tuyos y que el año que viene te traiga nuevas rutas e ilusiones que se hagan realidad.

    Un fuerte abrazo
    el lio de Abi .weebly
    el lio de abi

    ResponderEliminar