jueves, 6 de mayo de 2010

CHORRERA DEL HOYO


Hay parajes de una belleza y espectacularidad, que sin estar demasiado escondidos, nos pasan desapercibidos unas veces por ignorancia, otras por despiste y otras muchas, al tener ante nosotros un paisaje precioso, no apreciamos el detalle escondido en él.
Durante varios años, por trabajo, pasé muy cerca junto al Salto del Hoyo, a decir verdad, este paraje sólo lleva agua en época de lluvia, pero os aseguro que por ahí pasé en lluvia, con el sol más fiero y con nevadas peligrosas.
Pues en aquella época, por mi ignorancia, por mi despiste y por que el paisaje en general es de una grandeza impresionante, no descubrí el detalle, el gran detalle de una cascada espectacular. (a mi favor está, que la dirección siempre era contraria a la cascada)
El arroyo Cabañeros, encuentra en su camino a una gran falla  que se extiende desde el Cerro Cornicabra hasta el Marroquí. Este arroyo justo en la parte central de la falla, se deja caer rompiéndose en miles de gotas sobre las rocas y agrupándose de nuevo para atravesar apaciblemente el gran valle del Hoyo, antes del siguiente destino, uniéndose a otros arroyos y ríos engrandeciendo caudales. (Río San Juan, Guadajoz y finalmente Guadalquivir)
El lugar se encuentra en la carretera de sierra que une Valdepeñas con Frailes y Castillo Locubín; carretera que he visto en todas las épocas del año y en todas sorprende. Desde muy cerca podremos hacer muchas rutas. (recomiendo pasear por los Llanos del Ángel) Pero si habéis leído este post y el arroyo lleva agua, es imperdonable no parar y deleitarse con su esplendor.

8 comentarios:

  1. Hola Miguel, esas cosas pasan y mas a menudo de lo que fuera deseable, jajajajajaja.

    El caso que ya la has descubierto y lo mas importante que nos la enseñas a los que estamos un poquito retirados del lugar, jajajajajaja.

    Desde luego buen chorro que sale y en buen tiempo si tiene agua se tiene que dar uno un bañito...

    Un abrazo
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hola Miguel. La verdad es que el paraje es idílico.

    A veces ocurre, que tenemos delante de nosotros paisajes (o cualquier otra cosa) y no nos damos cuenta o no apreciamos realmente su valor, será porque siempre están ahí o porque a base de verlos siempre, la rutina hace que no se aprecien las cosas con todo su esplendor.

    Por suerte, siempre hay excepciones o toques de atención que nos hacen reaccionar.

    Gracias por compartir ese enclave tan bonito con todos nosotros.

    Saludos cordiales, Miguel.

    ResponderEliminar
  4. El salto es precioso.

    Tenemos en España lugares maravillosos para visitar.

    Estupendo reportaje. Gracias.

    Le voy a recomendar a una serie de gente que conozco tu blog, ya que algunos están en grupos montañeros y tal y tal... :))

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Miguel
    No puedo creer esa agua cayendo como un velo de gasa.
    Gracias por deleitarnos la vista y con ello el alma
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Preciosas hoyas, espectacular cascada... Tus imágenes, Miguel, alumbran la belleza de esos rincones, mágicos y asombrosos.

    Un abrazo.
    Luis.

    ResponderEliminar
  7. Pues que pasada Miguel, el salto es de esos que hay que pararse detenidamente para observar sur belleza.

    Es increíble la cantidad de rincones que estoy descubriendo gracias a tu blog y a otros de mucha gente... gran invento esto de internet.

    saludos

    ResponderEliminar
  8. !Pues si que es espectacular este Salto del Hoyo!, y, !que diferencia de paisages éstos, -inundados de sol y luminosidad-, con los de tu anterior ruta al pico Lopera, nevada incluida!. Y, respecto a que habías pasado tropecientasmil veces por allí y no te habías percatado del Salto en paraje de tan singular belleza, te diré, que no eres el único al que le ocurre esto, no se, a veces es que de tan cercanas y conocidas que tenemos las cosas no nos damos cuenta de lo bonitas que son, es como si la cotidianeidad no nos permitiera verlas en todo su esplendor.

    Un besote Miguel, ya sabes, enormísimooooooooo

    ResponderEliminar