miércoles, 15 de febrero de 2012

El Tejo Milenario –Iniciación de Pedri y Agu al senderismo en Cazorla II

    
…Aquella jornada no podía terminar ya, teníamos que darle más emoción, paisajes y como no, estando en Cazorla, algún animal de los que deambulan libremente por estos parajes.
Desde el Puente de las Herrerías, decidimos coger el vehiculo y adentrarnos por la pista hacia la Cañada de las Fuentes, lugar donde se ha marcado el nacimiento del Río Guadalquivir. Todo muy bonito sí, pero sobre la pista comienza a blanquear según subimos de altitud, bastante nieve acumulada y decidimos seguir con precaución teniendo en cuenta que otros coches de menor altura y peso, volvían sin problemas y a las malas tenía en el maletero las cadenas. Éstas no fueron necesarias, ya que hasta donde queríamos llegar, el Nacimiento, el coche respondió bien, si hubiéramos querido seguir,  sí que hubiera sido un problema.

  
 Una vez en el área recreativa de la Cañada de las Fuentes, seguimos por la pista forestal dirección a Pozo Alcón, la nieve estaba siendo un gran aliciente para los dos principiantes, a los que tuvimos que dejar unas polainas.
 Llegamos hasta el desvío de la senda que nos conducirá hasta los Tejos Milenarios y a partir de aquí, mis acompañantes “alucinaban” con la cantidad de nieve y aquella manada de ciervos que nos observaban intranquilos frente al Paracillo de los Seis Pinos, donde hay un monumental pino que impresiona tanto a los que ya lo conocíamos como a los nuevos visitantes.





 Ya marcando nieve, llegamos hasta el paraje de los Tejos, un gran colofón en la ruta, teniendo en cuenta que a unos 1700 m en un lugar recóndito de esta Sierra, se encuentra este pequeño bosquete de Tejos. El mayor de ellos se le calcula que pueda tener cerca de  2.000 años, que se dice pronto.







 Volvimos por nuestros pasos, y en el área recreativa reestablecimos fuerza con unos merecidos bocatas, claro que había unos individuos autóctonos observando, y me alegré que mis amigos pudieran ver a la Cabras montesas en todo su esplendor agazapadas a la roca. El macho dominaba en lo más alto con un aire señorial que imponía.




 La vuelta despacito y con buena letra, que el bajar con la nieve se las traía un poco.
Por último, estuvimos viendo el Arroyo de Linarejos, aquel que en forma de cascada veíamos deslizarse en la Cerrada del Utrero pero ahora manso, como asustado sabiendo que en unos metros tendrá una gran caída. Aquí también pudimos observar algunos pinos laricios de gran envergadura.
Pedri y Agu se llevaron una magnifica impresión aquel día, tanto que en cuanto podamos coincidir quieren repetir conmigo (claro que ya le meteré algo menos suavecito).



Hace ya algunos años, el sendero del Tejo Milenario, no estaba señalizado por la Junta de Andalucía, para llegar a él, había que documentarse bien e incluso buscarlo, ya que al llegar al Paracillo de los Seis Pinos, desaparecía el camino. Al llegar a casa en aquella ocasión, escribí una fábula dedicada a este hermoso y longevo árbol. Hoy las cosas han cambiado, ahora ya no está escondido pues hay carteles y flechas que dirigen a su encuentro, tiene por desgracia tallado en sus cortezas, las típicas marcas recordatorias de fechas y lugares de origen de gente que han llegado hasta él, y la única parte buena, es que ahora sí vuelve a surcar los cielos de este árbol, el quebrantahuesos, pero para entender toda esta explicación tendréis que leer la fábula, aunque será en la próxima entrada de este blog…


6 comentarios:

  1. Hola Miguel, viendo las cabras montesas, el tejo milenario y los ciervos, acompañados de esa "flauta" que se mete entre pecho y espalda tu comañero... vamos que si vuelven jajajajaja.
    Que ruta mas bonita.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Bueno, pues deseando estoy a esa próxima entrada con esa fábula de tejos y quebratahuesos... (por cierto, yo nunca he visto un tejo ni tampoco un quebrantahuesos, así que con mayor motivo la espera). Me ha encantao esta entrada Miguel, pero mucho muchísimo... fíjate, creo que es la más bonita de todas tus entradas -al menos que yo recuerde- y, decirte que es "sencillamente espectacular" es definirla malamente (y no exagero ni un ápice). Me ha superencantao tanto en el contenido, como en las fotos genialisimas, cuanto en la ruta... !una maravilla!!!
    Ha sido una gozada de entrada, una rentrèe en la blogueria tras un parentesis de ausencia, de lo más lacentero y emocionante.

    Millonazo de besitos gordotes

    ResponderEliminar
  3. !vaya por Dios con las faltas!... a ver, corrijo el comentario anterior...
    Mi vuelta a la blogueria después de un tiempo inactiva por enfermedad, leyendo esta entrada tuya, es de lo más placentero y emocionante (me he comido la "p", y ha quedao un lacentero, que es un palabro que no sé si existirá).
    jajajaja, lo mismo me he contagiao con las fotos de tu amigo comiendose ese enorme bocata... y yo como a mano no tengo en este momento más que letras, ala, me zampé la p.

    Mil besitos gordotes

    ResponderEliminar
  4. Que me dormí la siesta bajo esos árbole te digo
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  5. Me lo pones dificil con esos códigos tengo que ponerme los anteojos ja ja

    ResponderEliminar
  6. Hola, mi nombre es Toni y me encanta descubrir tantos y tan buenos blog dedicados al senderismo. Además conozco los senderos de otras provincias para cuando este por ahí. Gracias por tus rutas. http://caminandoporgalicia.blogspot.com
    Desde Galicia, un abrazo. Nos vemos en el camino

    ResponderEliminar