viernes, 31 de diciembre de 2010

FELIZ AÑO INTERNACIONAL DE LOS BOSQUES





Este “senderista loco” quiere compartir una foto tomada hace unas semanas de un habitante más de nuestros bosques.
Este año que comienza, en breve será AÑO INTERNACIONAL DE LOS BOSQUES, ellos son nuestro pulmón, ellos son su vida.
FELIZ AÑO

 “Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol”
Martin Luther king

lunes, 27 de diciembre de 2010

CABO DE GATA III – PLAYA DE LOS MUERTOS-MESA ROLDAN

Llegamos a los aparcamientos habilitados para descender por un sendero pedregoso a la Playa de los muertos, cerca del pueblo de Carboneros.
Esta playa, catalogada como una de las mejores playas de Europa, tomó este nombre por la gran cantidad de cadáveres que arribaban a su orilla en los tiempos de los piratas moriscos por la gran cantidad de naufragios que había en aquella época.
Un paseo maravilloso, con el aliciente que en esta época del año, la playa estaba para nosotros solitos, cosa que en verano, incluso con la dificultad del sendero, se llena de bañistas, claro que sus azules y transparentes aguas invitan a ello.
Pudimos observar entre las rocas, unos tomates marinos, que son unas anémonas que contraídas y enganchadas a la roca toman esta peculiar forma.
Volvimos por nuestros pasos y sin parar tomamos el sendero señalizado de la Mesa Roldan, todo esto en la Punta de la Media Naranja.



Mesa Roldán es un promontorio plano formado por corales que aprovecharon el alto fondo que constituía el domo volcánico para instalarse y formar un arrecife que fosilizó y se hizo visible con la bajada del nivel del mar. En la parte más alta podemos ver la torre de Mesa Roldán, situada en uno de los puntos más elevados del litoral almeriense.
Aquel día, no había terminado aún para nosotros y nuestro afán de conocer aquella zona; Agua Amarga estaba muy cerca pero lo dejaré para la próxima entrada.

jueves, 23 de diciembre de 2010

CABO DE GATA II-MIRADOR DE LA AMATISTA

Llegó un nuevo día para conocer más de estas tierras, así que madrugamos y salimos dirección a nuestro destino, un par de rutas pequeñas, por la zona de Carboneros y Agua Amarga, pero tuvimos sin más remedio que hacer una alto en el camino, había junto a la carretera un mirador que nos invitaba a parar y contemplar un hermoso paisaje.
El actual Mirador de la Amatista esta situado sobre lo que en el pasado era un puesto de vigilancia de la Guardia Civil. Este mirador da la oportunidad de contemplar un bello paisaje costero: sierras que se adentran en un mar y un cielo azul intensos. Y es que Cabo de Gata-Níjar ostenta ser el primer parque marítimo-terrestre declarado en Andalucía.

Al fondo resalta el Pico de los Frailes, el más alto del parque con casi 500 metros, que curiosamente es el resto de un antiguo volcán. También es llamado Las Teticas o Hermanicas, al estar formado por dos picos casi gemelos. Muchos otros nombres peculiares salpican el territorio, fruto de los caprichosos relieves volcánicos y la imaginación de navegantes y lugareños.


Os dejo unos versos de Alfonsina Storni, un regalo de Navidad precioso que en forma de comentario, me dejó mi amigo Nora del Blog Noches Mías, en mi anterior entrada.
“Oh mar, enorme mar, corazón fiero
De ritmo desigual, corazón malo,
Yo soy más blanda que ese pobre palo
Que se pudre en tus ondas prisionero.”

FELIZ NAVIDAD A TODOS

miércoles, 15 de diciembre de 2010

CABO DE GATA I Las Salinas-Morrón de Cabo de Gata-Arrecife de las Sirenas.

A finales del mes de Noviembre, pude escaparme unos días al Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. El haber vivido durante un año en Almería, ha hecho que  tenga una curiosidad por estas tierras fuera de lo inusual. Este parque lo conocía por escapadas a las bellas playas y calas en verano, pero necesitaba hacer una visita fuera de la temporada bulliciosa para poder disfrutar de un paisaje exótico y salvaje de una belleza muy, muy particular.
El Parque Natural Cabo de Gata-Níjar es uno de los espacios naturales donde menos precipitaciones se producen al año, lo que hace que habiten en él especies tanto de flora como de fauna singulares.
Es un espacio natural protegido marítimo-terrestre, compuesto por fondos rocosos, praderas de Posidonia oceánica y formaciones volcánicas, de las más importantes de España.
La primera jornada la dedicamos a conocer un poco el entorno y visitar las Salinas de Cabo de Gata, donde la avifauna tiene un hábitat fundamental ya que la entrada de agua a las salinas permite el acceso a multitud de seres vivos que constituyen el alimento de las aves, entre las cuales podemos encontrar al flamenco rosa, la avoceta, la cigüeñuela o el chorlitejo patinegro.
Después nos desplazamos hasta el Morrón de Cabo de Gata, punto más sudoriental de la Península Ibérica y, a lo largo de la historia, ha recibido muchos nombre como el griego de “Charidemum Akra” y el latín “Promontorium Charidemum”, que podría traducirse como “Promontorio de las Ágatas”, debido a las piedras semipreciosas que se podían encontrar en sus alrededores, dando origen al topónimo de Cabo de Gata.
Sobre el morrón, fue construido el Castillo de San Francisco de Paula y un siglo más tarde en el patio central el Faro.
Abajo en el mar, el Arrecife de las Sirenas que es en realidad el resto de una antigua chimenea volcánica. Probablemente recibe este nombre por la presencia de una colonia de foca monje, que los pescadores de la zona llamaban sirenas o lobos marinos.


Por la tarde y desde la terraza de mi habitación, ya en la bella localidad de San José, la tranquilidad se respira, la luz se va perdiendo lenta como el velero en el horizonte y la noche llega para enmudecer este fascinante día.

viernes, 10 de diciembre de 2010

LA PANDERA

La Pandera con sus 1.870 m. es la montaña más alta de la Sierra Sur de Jaén, conocida en los últimos tiempos, por el aficionado a la Vuelta ciclista a España, y haberse convertido en un final de etapa de montaña especial. Nosotros optamos por subir andando y no por carretera, sino por senderos para hacer honor a nuestra afición.
Un grupo de amigos unidos por el foro Visitacazorla, nos convocamos para hacer esta ruta y mi cuñado Camel y yo tuvimos el placer de guiar este grupo de amigos.Linares, Andujar, Jaén, Palma de Mallorca, Valencia, Alicante, todos daban representación a otros lugares desde donde se desplazaron, entre otras cosas para conocer estos rincones tan poco conocidos por la gran mayoría del público por estar en segundo plano de otras sierras que la administración protegió como Parque Natural y que por ahora éstas, no recogen dicha protección.


Salimos del Puerto de las Coberteras y la subida con brochazos de camaradería y otoño, se nos hizo corta y agradable. Al llegar a las Navas, nos encontramos con otros tres guerreros de la montaña, que también venían de Linares como algunos de mis compañeros y que por no encontrar el sendero que sube hasta la cumbre, habían decidido marchar, pero tras nuestro encuentro les sedujo la idea de no quedarse sin hacer cumbre y nos acompañaron ya en todo el trayecto.

La llegada a la Peña del Altar (pico más oriental de esta montaña), fue todo un espectáculo, pues aquel día, toda la provincia de Jaén estaba envuelta en una espesa niebla, que nosotros dejamos allá en las profundidades, ofreciéndonos un espectáculo tan portentoso como es el mar de nubes.



Después nos acercamos a las antiguas instalaciones militares de la cima, para poder coronar ésta y dar cuenta de ello con la foto de rigor.
Tras tomar un bocado o dos, descendimos hasta la Nava, pero desde aquí, el itinerario de vuelta, sería distinto.



Tomamos el sendero que desciende por la otra vertiente de la montaña, hacia el Puerto de la Hoya del Caño y tras pasar por la Fuente del Obispo, seguir por el barranco de la Hoya, el cual estaba sumergido bajo una niebla espesa que desde arriba parecía infranqueable.

La luz del día nos fue abandonando y el final de la ruta en las profundidades del barranco que ya de por sí es oscuro, no nos dejó admirar las paredes y formaciones geológicas dignas de admiración.
Nuestra salida al lugar dónde los vehículos de apoyo estaban fue por el barranco de la Tinaja, camino real  del castillo de Otiñar, que quedo esperando nuestra visita y que no dudo que en otra ocasión, podremos deleitarnos con sus vistas.
Quiero hacer una mención especial para Carlos, compañero de trabajo, que aguantó la ruta como el que más, sin tener mucha experiencia montañera, pero que disfrutó como nadie de ella.