RINCONADA DE LOS ACEBUCHES


La nevada de días anteriores en  toda la provincia de Jaén, aconsejaba no hacer grandes desplazamientos con los vehículos, pues las carreteras no estaban muy circulables. Así que decidimos hacer una senda cercana, en la Sierra Sur, la llamada Senda de la Rinconada de los Acebuches.

Esta ruta comienza en el barranco de la Tinaja o Estoril, lugar donde Juan Eslava Galán, sitúa una de las zonas mágica de Andalucía: “en el barranco de la Tinaja, la cueva de Los Soles, con grabados prehistóricos representando una Venus -de nuevo una diosa de la fertilidad-rodeada de soles.” Estos grabados llamados petroglifos, están en la actualidad abandonados a la suerte del hombre y su incultura. El abrigo donde se encuentra sirve de corral para guardar el ganado de la zona, donde la cerca está compuesta de somieres antiguos de camas y el humo de fuegos para calentarse los pastores, tiznan estas maravillas de nuestros antepasados.

Un poco más arriba saliendo del barranco, hay otro vestigio del pasado: el Castillo de Otiñar. Pequeña fortaleza situada estratégicamente, en el antiguo camino desde Jaén hacia Granada.

Seguimos tomando altura y nuestra pista se convierte en senda que normalmente está bien marcada, pero que la abundante capa de nieve de días anteriores, se ve diseminada, dificultándonos la marcha.

Una vez casi en lo alto del Puerto de la Senda, el cielo, nos sorprendió con unos copos de nieve que poco a poco se convirtió en una fuerte nevada.

Decidimos tomar una senda atajo, que rápidamente desciende hacia la carretera del Pantano del Quiebrajano con la intención de agilizar la vuelta a los vehículos.

Ya por la carretera, la nieve se iba adueñando de ésta, palideciendo poco a poco hasta blanquear, el grisáceo del asfalto y confundirlo con el paisaje autóctono invernal.

Llegamos a tiempo de volver sin dificultad a Jaén aunque unas horas más tarde, quedarían cortadas todas estas carreteras.

 

Comentarios

  1. Que Friooooooo, pero que preciosidad de paisajes, gracias por compartir esta belleza.

    Besitosssssssssss

    ResponderEliminar
  2. Esta ruta adornada por la nieve se enriquece de parajes muy atractivos, donde la nieve es la señora protagonista. Bellas imágenes, amigo Senderista, ilustran vuestro recorrido, explicado magníficamente, donde aflora ese sentimiento que nos despierta la naturaleza.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen día (o malo, según se mire) para hacer esa ruta...en cuanto a la dejadez y abandono del patrimonio rupestre de todo el entorno de Otiñar, estoy de acuerdo, es una pena y una vergüenza. Echarle un vistacillo a mi blog: http://alsurdejaen.blogspot.com. Muy buen blog. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Qué buenas rutas... pero qué frío... No hay nada mejor que mantener el contacto con la naturaleza...

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola Miguel, bien está lo que bien acaba y vosotros lo acabasteis bien.

    La ruta es una preciosidad y con la nieve le confiere un toque especial.

    No me extraña que Juna Eslava la denominara una de las zonas mágicas de Andalucia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Locoooo... Ah!, se siente, aquí no eres Sauce... jeje... Bueno, vale... Miguel...

    Vaya paisajes y qué pasada de ruta...Estupendo

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. -Una ruta muy chula Miguel, con el aderezo de la nieve, que la hace todavía más especial.
    -Una lástima, que el patrimonio se pierda por dejadez de algún incompetente.

    -Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. !Ay Miguel que bonita la sierra con esa nevada!, por dios que envidia (de la buena, eh)... yo nunca he visto nevar, la nieve sí, en Sierra Nevada, pero lo que es nevar, que te caigan copos de nieve, nunca, y me encantaría. Que sepas que la ruta que nos has descrito es una auténtica pasada, y la sierra Sur, preciosa toda blanca, y las fotos maravillosisimas... la novena foto parece que estais subiendo por algodones !que bonita!, la última, en la que estais todos y os nieva, es igualmente una pasada de bonita
    !ay lo que me ha gustao!, me ha encantado Miguel

    Un besote para todos los afortunados senderistas de las fotos, un besote enormísimo

    ResponderEliminar
  9. Yo otra vez, que con la emoción de las fotos superbonitas que me han encantao no te he dicho nada de lo de los petroglifos, una verguenza que no se cuide nuestro Patrimonio Histórico y se deje a su suerte, sirviendo de cobijo al ganado y lleno de somieres, y seguro que la Administración sabe de la existencia de estos grabados y mira pa otro lao. De verdad, penoso, vergonzoso

    Otro besote gordo para todos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares