jueves, 29 de octubre de 2009

PEÑA DE PALO-VALLE DEL VALDEARAZO-PUERTO DE LAS PALOMAS


Desde Los Cortijuelos, un lugar perteneciente a la zona alta de Carchelejo, tomamos el tramo del GR-7 que nos subirá lentamente hasta un puertecillo con vistas al Valle de Valdearazo, Cerro de la Media Luna en Ventisqueros, Cerro Pitillos, La Pandera (pico más alto de la Sierra Sur de Jaén), y el Pantano del Quiebrajano.
Descenderemos hacia el barranco de Pitillos zigzagueando por un sendero bién definido, soltando altura en cada curva.
Una vez en el río y justo cuando íbamos a cruzar el puentecillo que lo salva, nos encontramos con una reala de perros y sus cuidadores que nos informan que en la zona comenzaría una batida de jabalíes de una forma inminente.
Nosotros le contamos que no habíamos visto ningún cartel informativo de la batida y que la idea era rodear la Peña del Palo, ya que la bajada había sido por la parte norte de este lugar y queríamos volver por su lado sur.
Nos comentan que imposible toda esa zona está cubierta por los puestos de cazadores.
Gracias al conocimiento del lugar, pudimos volver por las pistas de tierra que dando un gran rodeo y subiendo hasta el Puerto de las Palomas, nos dejará en el lugar dónde estaban nuestros vehículos. Curiosamente, no sabemos si por arte de magia, justo al lado de los coches, había un cartel anunciador de la batida de jabalíes.
El paisaje es toda una maravilla, el color del otoño en los chopos y los cornicabrales,  las figuras de piedra dibujadas por la naturaleza a través de los siglos (las llamadas Figuras del Ajedrez) hacen de esta ruta una maravilla donde disfrutar de una belleza sin igual.

LA PINCELADA LITERARIA

"Libre será la brisa en la montaña

El agua corre libre por el valle

Libre la luz del sol entre las hojas

se cuela cuando a la sombra engaña

Libre brota la idea, sin cadenas,

impetuosa, voraz y casi loca,

Dispuesta a darlo todo,

a hacerlo todo...

más ¡ ay ! la pobre idea se ha caído

en este mar de dudas y de penas."
El vídeo

jueves, 22 de octubre de 2009

PUERTO DE LA MORA-ACEQUIA DE FARDES-PUERTO DE LA MORA


Este paseo con colores otoñales, comienza en el Puerto de la Mora, en la Autovía A-92.

Tomamos una pista forestar que de forma descendente nos aproximará al Arroyo de las Perdices el cual estaba seco.

Avanzamos por un bosque de repoblación hasta llegar a una pista asfaltada. Pasados unos cinco minutos paseando por el asfalto (tramo que menos nos gustó pero no encontramos otra alternativa), nos desviamos por otra pista que se dirige hacia el Cortijo de las Chorreras bajo el Pico Majalijar (1.861 m.) punto más alto del parque natural, aunque hay cercanas montañas más altas (Peñón de la Cruz 2.033m, el Telégrafo 1.981m. pero estas están fuera de los límites del Parque Natural.)

La pista se va estrechando convirtiéndose en senda que nos transportará hasta la Acequia de Fardes. Estos tipos de acequias numerosas en toda la comarca, es un legado de la cultura andalusí del agua, que nos llega como tantas cosas hasta nuestros días.

Seguiremos la acequia por un sendero hasta que éste desciende hasta el Área recreativa Fuente de los Potros.

Continuamos nuestra marcha avistando la Casa Forestal de las Mimbres y su Centro de recuperación de aves.

Desde la C.F. de las Mimbres el sendero nos dejará otra vez en la pista del Cortijo de las Chorreras, que desandaremos, tanto este como la pista asfaltada, pero una vez en el Arroyo de las Perdices, nos aventuramos a terminar la ruta por otra variante que nos emplazará a unos prados de un colorido amarillento otoñal precioso.

El GPS de mi cuñado Camel y la ayuda de un cabrero de la zona, nos ayudó de una manera fácil a llegar al lugar de origen de esta bonita ruta.

LA PINCELADA LITERARIA

“El otoño, es una estación muy divertida. Las hadas, han pintado las hojas de los árboles en colores ocres, rojos y anaranjados, colores como los que desprende el sol cuando le da sueño, y empieza a acostarse para que su amiga luna se asome e ilumine tenue la noche. ¡Qué colores tan bonitos!

Pues como iba diciendo, lo divertido del otoño para los peques, es prepararse en las ramas y saltar justo, cuando la delicada hoja se desprende lentamente con su balanceo a disposición del viento. Una vez subidos, descienden con el picorcillo que tanto gusta en la barriga, entre gusto y vértigo. Es una delicia verlos.”

Del cuento "El bosque desencantado" (Miguel A. Cañada)

EL VÍDEO



viernes, 16 de octubre de 2009

COLLADO DE LOS POSTES-PUNTAL DE LA RAYUELA-CIRCULAR POR EL CALAREJO GRANDE


La villa de Siles y su término municipal, constituye, en parte, el límite septentrional del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas. En este término, se encuentran una gran variedad de parajes, picos, valles... pertenecientes al Parque de un gran valor paisajístico, ecológico y cultural.

La ruta que presento en este post, recoge varios de estos parajes de una belleza sin igual.

Partimos del Collado de los Postes, dirección al Puntal de la Rayuela también llamado de la Ajedrea (1.507m.). Desde este punto se nos abre un balcón natural desde donde podemos avistar montañas tan enigmáticas del Parque como Navalperal, Yermo, Cambrón, Piedra del Agujero, etc.

Volvemos por nuestros pasos por la pista forestal y en este tramo tuvimos un encuentro muy simpático. En cabeza de un nutrido grupo de senderistas, se encontraba Felisa, una señora del lugar que con sus 82 añitos, hacía de guía de este grupo forastero. Os puedo decir que esta mujer iba tan fresca subiendo hacia el puntal, mientras que algunos jóvenes que le seguían, sin salir de su asombro, tenían la lengua fuera. Sus compañeros de ruta le habían buscado un apodo adecuado. Felisa GPS.

Un poquito antes de llegar al lugar de partida, nos desviamos en dirección a la Era del Boquerón. Desde aquí, dejamos las pistas y por un sendero iremos descendiendo por un bosque de pinos, encinas y arces, los cuales van pintando su color otoñal, dando un colorido precioso a la zona.

Nos acercamos a  la Peña de Peñalcón, lugar espléndido para tomar un bocado y admirar el bonito Valle del Río Tus y las cercanas sierras de Albacete, también nos sorprendieron algunos buitres leonados con su presencia.

Tomamos un sendero que irá bordeando toda la zona del Calarejo Grande, hasta alcanzar el monte Poyatos de las Collejas.

Una vez en lo alto del calar, pudimos avistar el Cortijo del Pocico,  Pozo Romero y por último antes de llegar a nuestro fin, una Plaza de Toros, casi derruida, que parece ser fue un tentadero de alguna finca de animales de lidia que hubo por esta zona.

EL VÍDEO